Lámparas Led versus Lámparas de Bajo Consumo (CFL): Una comparación minuciosa

Back to Blog
led versus bajo consumo

Lámparas Led versus Lámparas de Bajo Consumo (CFL): Una comparación minuciosa

Hoy no es secreto que la lámpara incandescente tiene fecha de vencimiento.  Si bien el legado de Edison iluminó nuestro mundo por más de un siglo hoy la lámpara incandescente es cosa del pasado. De hecho, durante todo ese tiempo este tipo de artefacto tuvo grandes chances pero hoy con pocos competidores debe desaparecer. Actualmente un gran tema de debate es a cual de las dos tecnologías deberían migrar los dispositivos de iluminación. Tecnológicamente hablando, hoy por hoy la iluminación led claramente derrotó a las lámparas fluorescentes.

A continuación detallamos una lista de aspectos que demuestran la superioridad de la iluminación led por sobre las lámparas de bajo consumo o fluorescentes compactas (CFL), poniendo punto final al debate entre la lámpara led y la lámpara CFL.

 

Las lámparas led utilizan menos energía

Una lámpara led de 6 watts produce tanta luminosidad como una lámpara tradicional de 50 watts. El resultado para las CFL es cercano a los 13 watts. De esta forma, una lámpara led utiliza la mitad de la cantidad de electricidad comparada con la de bajo consumo (CFL). En la era de los controles de emisión de carbono, de presupuestos ajustados y del conocimiento acerca de la necesidad de preservar la tierra para nuestros hijos y nietos, la iluminación led está mejor posicionada que las de bajo consumo (CFL). Una lámpara led utiliza el 50% de energía de una lámpara de bajo consumo (CFL) y esto significa menos facturación y gastos por servicios y menos emisión de carbono.

 

A diferencia de la lámpara Led, la lámpara de bajo consumo (CFL) puede requerir un reemplazo de artefactos de iluminación costoso

Cuando se habla de lámparas de bajo consumo (CFL) y lámparas led, la lámpara de bajo consumo CFL es la menos indicada para ser utilizada en reacondicionamientos de instalaciones o artefactos existentes. Dado que la lámpara de bajo consumo CFL necesita un dispositivo electrónico de energía y tubos de cierta longitud, muchas veces dichos tubos terminan siendo demasiados largos para los artefactos de iluminación existentes. De esta forma, uno termina reacondicionando la instalación sin lograr componer el artefacto completo (por ejemplo, sin la cubierta o tapa) o directamente, cambia el dispositivo. Cualquier ventaja en costos que tenga la lámpara bajo consumo CFL sobre la lámpara led es eliminado desde el momento que se necesita reemplazar alguno de los elementos del dispositivo de iluminación.

 

La luminaria led tiene una vida útil 10 veces mayor que una luminaria de bajo consumo (CFL)

Esto significa menos costos recurrentes en lo que respecta a compra de nuevas lámparas, menos costos de traslados a los establecimientos donde venden estos productos, menos momentos de ansiedad y cero dolores de cabeza por el hecho de tener que reemplazar lámparas quemadas. Esto también implica menos desperdicio sólido para desechar, convirtiendo también a este tipo de iluminación en el artefacto ideal para llegar con la luz a lugares de difícil acceso.

 

La luminaria led genera menos calor que la luminaria de bajo consumo (CFL)

Esto reduce el riesgo de lesiones por quemaduras y coloca una carga de calor más pequeña por sobre el aire acondicionado.

 

Las lámpara led no contienen mercurio u otro metal pesado tóxico

Las lamparas de bajo consumo (CFL) contienen una pequeña cantidad de mercurio y debe ser eliminada siguiendo regulaciones sobre la manipulación de sustancias peligrosas. Por el contrario, las lámparas led no contienen metales pesados y pueden ser eliminadas de manera segura junto con los desperdicios comunes.

La intoxicación con mercurio vía lámparas de bajo consumo (CFL) es minimizada de manera frecuente. Es verdad que la cantidad de mercurio de una lámpara de bajo consumo (CFL) es solo 5 mg y se emite mucho más mercurio cuando se quema carbón para suministrar electricidad para el funcionamiento de una lámpara incandescente. Sin embargo, si cada artefacto de iluminación se convirtiera en iluminación de bajo consumo (CFL) una familia promedio desecharía cerca de 10 lámparas de bajo consumo cada año.

Cuando se desechan las lámparas de bajo consumo el mercurio contamina el ambiente, los campos, los ríos y el agua. Los artefactos de iluminación led no contienen nada de esto.

Las lámparas led no emiten radiación UV

Las lámparas de bajo consumo (CFL) emiten rayos ultravioletas que pueden dañar las células, reducir niveles de ácido fólico en el cuerpo y propiciar el cáncer de piel. Las lámparas led no producen rayos UV. Otra desventaja de las lámparas de bajo consumo es que la luz UV que emiten puede dañar objetos de arte y pintura.

 

Las lámparas led no son sensibles al ciclo de encendido y apagado

Las lámparas de bajo consumo no se recomiendan para usos que impliquen un permanente y constante “encendido y apagado” como ser en luces de exterior, luces con sensores de movimiento, etc. Un uso elevado del ciclo de “encendido y apagado” reduce drásticamente la vida útil de la lámpara de bajo consumo. Una lámpara led, contrariamente, no es afectado por este ciclo de utilización. Esta es la razón por la cual, se prefieren y se utilizan mucho los dispositivos led para, por ejemplo, las luces de los semáforos.

 

Las lámparas led emiten iluminación unidireccional

Comparar lámparas led con lámparas de bajo consumo es como comparar naranjas con manzanas. Para aquellas personas que recién están incursionando en el mundo de la iluminación, no hay relación entre la potencia y la luz emitida por una lámpara de bajo consumo y por una lámpara led. Aun más, las lámparas led emiten iluminación unidireccional, esto significa que controlar la luz es más fácil. Puedes elegir donde enfocar un spot de luz o utilizar un lente para aplicaciones de iluminación difusas. Por otro lado, la luz emitida por una lámpara de bajo consumo (CFL), al igual que la lámpara incandescente, es multidireccional y por ende, dificultosa para controlar. Un lente puede fácilmente acumular toda la luz emitida por una lámpara led y dispersarla. Por otro lado, una lámpara de bajo consumo depende de un reflector para lograr extender la luz y siempre se desperdicia una porción de ésta. Una lámpara led puede, de esta forma, ser utilizada para reemplazar una de bajo consumo o una lámpara incandescente con una mayor y más eficiente intensidad de luz.

 luz led versus led bajo consumo

Las lámparas de bajo consumo toman un tiempo excesivamente largo para lograr máxima luminosidad

Una gran desventaja de las lámparas de bajo consumo que toman demasiado tiempo para lograr la máxima luminosidad. En los lugares con clima frío el problema se acentúa. Esto hace que la lámpara de bajo consumo no sea la adecuada para algunas aplicaciones como ser en iluminación de garajes. En cambio, la lámpara led logra su máxima potencia con apenas apretar el botón.

La lámpara de bajo consumo CFL puede romperse si se cae, y contiene mercurio

El riesgo de rotura es mucho más alto con una lámpara de bajo consumo que con una lámpara led. La rotura accidental además reduce la vida útil esperada de una de bajo consumo aparte de exponer a las personas a los vapores de mercurio y la posibilidad de daños y laceraciones.

 

Las iluminación led es mejor para escenarios y montajes

La iluminación generada por una lámpara led puede ser monocromática, por ejemplo, puede emitir luz de un único color. Esto implica que no se necesita utilizar papeles multicolores para conseguir el color deseado. Aun más, una lámpara led tiene muchas menos chances de fallar y es fría al tacto, lo que permite que se puedan cambiar de manera segura.

Los sistemas de iluminación led tienen una clara ventaja sobre la iluminación de bajo consumo CFL.  Se estima que si los productos led son adoptados por la mayoría de la población , el uso de la electricidad para generar iluminación se reduciría en un 88%. Así mismo, las lámparas led podrían, de manera potencial, ayudar los países a evitar el establecimiento de nuevas plantas de energía y a reducir la demanda de electricidad. Estos ahorros contribuirían con el compromiso que tiene los países en lo que respecta a la conservación del medio ambiente.  Mientras que la lámpara de bajo consumo fue un fuerte competidor de la lámpara incandescente y ha hecho un muy buen trabajo convenciendo a la gente sobre los méritos de la tecnología de iluminación moderna,  la iluminación led ofrece muchas más ventajas sobre la bajo consumo Después de todo, la muerte de la lámpara incandescente sucederá en las manos de los tubos y lámparas led.

¿Quieres saber más los motivos por los cuales en la comparativa CFL versus LED el ganador indiscutible es el LED? Contáctanos! Somos especialistas en el tema.

Califica el Artículo!

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog